El monopolio natural

En mi post de junio de Capitalibre finalizo la serie de introducción a la teoría de la oferta hablando del monopolio natural, de aquellos mercados o sectores en los que, por circunstancias relacionadas con los costes de las empresas, es más eficiente desde un punto de vista económico que la demanda sea satisfecha por una única empresa que por varias.

Advertisements

No se puede decir que nuestra regulación apoye a los pequeños empresarios

En mi entrada de Capitalibre de este mes hago un breve análisis de la Nota 1/2012 de la AEAT. La verdad es que mi especialización no es la fiscalidad pero a veces me consultan sobre el particular y, en concreto, esta vez me solicitaron mi opinión sobre la antedicha nota. La leí y no podía dar crédito. En un momento en el que en lo poco que estamos de acuerdo todos los economistas es en que hay que promover la creación de empleo, el poner piedras en el camino no es, desde mi punto de vista, una buena idea.

La nota trata de aclarar cómo es la fiscalidad de los socios trabajadores de una empresa. No es que la nota imponga nuevas obligaciones a dichos socios sino que sólo aclara cómo la Agencia Tributaria entiende las normas existentes sobre esa fiscalidad. Y creo que trae buenas noticias. Parece que nos interese que en España montar una empresa para trabajar en ella sea un camino esforzado en el que, a las dificultades propias de cualquier negocio, haya que sumarle obligaciones que compliquen todavía más la cosa. Parece, insisto, que en España interesa que todo el trabajo lo sea por cuenta ajena, lo cual considero que es un error mayúsculo en un momento en el que incluso las grandes empresas tienen cada vez más libertad para hacer y deshacer sus plantillas como consideren oportuno.

Lo dicho: si usted es empresario, o profesional, o emprendedor, y tiene o está pensando en tener una empresa, debería prestar mucha atención a lo que la Nota 1/2012 establece. Y si lo considera oportuno debería echar un vistazo a la entrada vinculada al principio de este post.


Reinhart, Rogoff, Excel y la austeridad

Lo malo no es que dos de los más referenciados economistas de los últimos tiempos hayan cometido un error en Excel -si bien es cierto que denota una cierta dejadez por su parte-. Lo malo es el cocinado de datos para que éstos sean coherentes con sus conclusiones, que a la luz de los hechos se me antojan tomadas con premeditación y alevosía: la eliminación de datos contrarios al modelo que están presentado, la sobreponderación de datos coherentes con dicho modelo… Y lo peor de todo: la cantidad de economistas, políticos, etcétera, que han utilizado dichas conclusiones para anatemizar la deuda pública por encima del 90% del PIB, para poner el grito en el cielo a medida que esa ratio se acerca a esa cifra maldita, para -en fin- apoyar esa mal entendida austeridad que tanto daño está haciendo a la economía y a la sociedad. Mi análisis en Capitalibre.


Acerca de las energías renovables

Ayer publicaba en Capitalibre algunos apuntes básicos para comprender mejor qué es el régimen especial de generación de electricidad, qué son las energías renovables, hasta qué punto han influido en la bajada del precio de la electricidad aplicable a partir del próximo mes, qué son los objetivos 20-20-20 para 2020… Si queréis saber algo más acerca de este importante asunto, creo que deberíais leerlo.


“No es economía, es ideología” de Economistas frente a la Crisis

En febrero mis colaboraciones en Capitalibre se dedicaron exclusivamente a reseñar un libro cuya lectura recomiendo a todo aquél que tenga la mosca detrás de la oreja con el tema de la austeridad. Porque este libro lo que defiende es que la austeridad no está justificada desde un punto de vista económico por lo que su uso, su abuso, ha de estar motivado únicamente por intereses particulares. En “No es economía, es ideología” se habla de austeridad, sí, pero de una austeridad bien entendida, de equilibrio pero no a costa del estado del bienestar, de los trabajadores o de los consumidores.  En fin, un buen libro que invita a reflexionar.

No es economía, es ideología, de Economistas frente a la Crisis (I)

No es economía, es ideología, de Economistas frente a la Crisis (II)


Teoría del monopolio

Como continuación en la serie acerca de la teoría de la oferta, la semana pasada publiqué en Capitalibre una nueva entrada, esta vez acerca de la teoría del monopolio, de cómo el equilibrio en condiciones de monopolio es menos eficiente que el equilibrio en libre competencia, dado que la cantidad ofertada es menor &emdash;dejando, por tanto, parte de la demanda insatisfecha&emdash; y, consecuentemente, el precio es mayor.  Precisamente por eso existen organismos como la Comisión Nacional de la Competencia que se encargan de velar por que en los mercados exista eso: competencia.

Si queréis saber más, aquí tenéis la entrada completa.  Espero que os guste…


Teoría económica de la oferta

Oferta

La verdad es que tenía pensado acabar ya en este 2012 la serie sobre teoría económica de la oferta pero me ha sido imposible.  Aún quedan una o dos entradas más.  En cualquier caso, os dejo aquí las que ya han sido publicadas:

En las dos primeras trato de resumir cómo fijan sus niveles de producción las empresas cuando actúan en mercados competitivos. Se introducen así conceptos tan importantes como el del coste marginal y el de la igualdad en el equilibrio entre precio de mercado y coste marginal.

La tercera contiene algunas ideas acerca de lo que se entiende por competencia perfecta, así como de las diferentes estructuras de mercados no perfectos: los oligopolios y los monopolios.

El mes que viene hablaré de cómo fijan sus niveles de producción las empresas con poder de mercado, desarrollando un ejemplo para el caso de un monopolio.  Os mantendré informados…  ¡Feliz 2013!