No se puede decir que nuestra regulación apoye a los pequeños empresarios

En mi entrada de Capitalibre de este mes hago un breve análisis de la Nota 1/2012 de la AEAT. La verdad es que mi especialización no es la fiscalidad pero a veces me consultan sobre el particular y, en concreto, esta vez me solicitaron mi opinión sobre la antedicha nota. La leí y no podía dar crédito. En un momento en el que en lo poco que estamos de acuerdo todos los economistas es en que hay que promover la creación de empleo, el poner piedras en el camino no es, desde mi punto de vista, una buena idea.

La nota trata de aclarar cómo es la fiscalidad de los socios trabajadores de una empresa. No es que la nota imponga nuevas obligaciones a dichos socios sino que sólo aclara cómo la Agencia Tributaria entiende las normas existentes sobre esa fiscalidad. Y creo que trae buenas noticias. Parece que nos interese que en España montar una empresa para trabajar en ella sea un camino esforzado en el que, a las dificultades propias de cualquier negocio, haya que sumarle obligaciones que compliquen todavía más la cosa. Parece, insisto, que en España interesa que todo el trabajo lo sea por cuenta ajena, lo cual considero que es un error mayúsculo en un momento en el que incluso las grandes empresas tienen cada vez más libertad para hacer y deshacer sus plantillas como consideren oportuno.

Lo dicho: si usted es empresario, o profesional, o emprendedor, y tiene o está pensando en tener una empresa, debería prestar mucha atención a lo que la Nota 1/2012 establece. Y si lo considera oportuno debería echar un vistazo a la entrada vinculada al principio de este post.

Advertisements

Reinhart, Rogoff, Excel y la austeridad

Lo malo no es que dos de los más referenciados economistas de los últimos tiempos hayan cometido un error en Excel -si bien es cierto que denota una cierta dejadez por su parte-. Lo malo es el cocinado de datos para que éstos sean coherentes con sus conclusiones, que a la luz de los hechos se me antojan tomadas con premeditación y alevosía: la eliminación de datos contrarios al modelo que están presentado, la sobreponderación de datos coherentes con dicho modelo… Y lo peor de todo: la cantidad de economistas, políticos, etcétera, que han utilizado dichas conclusiones para anatemizar la deuda pública por encima del 90% del PIB, para poner el grito en el cielo a medida que esa ratio se acerca a esa cifra maldita, para -en fin- apoyar esa mal entendida austeridad que tanto daño está haciendo a la economía y a la sociedad. Mi análisis en Capitalibre.


Acerca de las energías renovables

Ayer publicaba en Capitalibre algunos apuntes básicos para comprender mejor qué es el régimen especial de generación de electricidad, qué son las energías renovables, hasta qué punto han influido en la bajada del precio de la electricidad aplicable a partir del próximo mes, qué son los objetivos 20-20-20 para 2020… Si queréis saber algo más acerca de este importante asunto, creo que deberíais leerlo.


“No es economía, es ideología” de Economistas frente a la Crisis

En febrero mis colaboraciones en Capitalibre se dedicaron exclusivamente a reseñar un libro cuya lectura recomiendo a todo aquél que tenga la mosca detrás de la oreja con el tema de la austeridad. Porque este libro lo que defiende es que la austeridad no está justificada desde un punto de vista económico por lo que su uso, su abuso, ha de estar motivado únicamente por intereses particulares. En “No es economía, es ideología” se habla de austeridad, sí, pero de una austeridad bien entendida, de equilibrio pero no a costa del estado del bienestar, de los trabajadores o de los consumidores.  En fin, un buen libro que invita a reflexionar.

No es economía, es ideología, de Economistas frente a la Crisis (I)

No es economía, es ideología, de Economistas frente a la Crisis (II)


Renta fija, mercados de deuda pública, déficit tarifario y un par de reseñas

Con el agua al cuello

Durante el mes de agosto, mis colaboraciones en Capitalibre estuvieron, como veréis, bastante centradas en la renta fija. Así, en primer lugar, tenemos la entrada “Los mercados de deuda pública: ¿qué posibilidades dan y cómo funcionan?“. Os recomiendo su lectura si queréis saber cómo se emite la deuda pública en España, qué diferentes posibilidades nos ofrece y en qué mercados está disponible.

Además, en el postCaracterísticas principales de la renta fija: tipo de interés, amortización y plazo” analizo las diferentes clases de títulos en función del tipo de interés que paguen, del método de devolución del principal que prometan y del plazo para el que se emitan.

También podéis leer mis reseñas acerca de un par de buenos libros relacionados con la economía: “Freakonomics“, de S. Levitt y S. Dubner -un viaje a las fronteras de la causalidad en economía- y “El club de los pringaos“, de D. Montero -donde os sorprenderéis de los muchos impuestos que pagáis y de los pocos impuestos que pagan los grandes empresarios, artistas, deportistas…-. Las entradas correspondientes son:

Por último, en octubre, ante la publicación por el actual Gobierno del “Proyecto de Ley para detener la generación del déficit de tarifa eléctrico” escribí la entrada “Acerca de las causas del déficit de tarifa eléctrica“.

Salvados: Oligopoly

Con posterioridad a la publicación de ese post, ya en noviembre, Jorge Fabra Utray publicó en el blog de Economistas Frente a la Crisis, “El déficit tarifario: sin un diagnóstico correcto nunca habrá una reforma eficiente“,  donde describe de forma inmejorable lo que hay de verdad y de mentira en el déficit de tarifa, así que no puedo menos que recomendar su lectura a los que estéis interesados en la economía de la energía y el déficit tarifario.

También en noviembre, Jorge Morales comenzaba su propio blog con “Nuevo medio, mismo fin“, con el convencimiento de que “un nuevo modelo energético es posible“.

Pero es que la semana pasada, el programa Salvados, de la Sexta, emitió un especial sobre la energía, “Oligopoly, el juego de la energía“, donde Jordi Évole entrevista -entre otros expertos del sector como Carmen Monforte– a Jorge Fabra Utray y a Jorge Morales.  No deberías perdéroslo si aún no lo visteis.


Dos meses son muchos meses

Tempus fugitEfectivamente, dos meses son muchos meses sin ninguna entrada en finanzas .Net. Pero no ha sido un tiempo perdido. Al contrario, he estado ocupado escribiendo para Capitalibre, el blog de economía de Difoosion y en esta entrada trataré de animaros -a los que aún no lo habéis hecho- a leer algunas de mis aportaciones a dicho blog.

Comenzaba en julio la andadura del blog de forma paralela a un escándalo financiero en plena City de Londres. Desde mi punto de vista parece que se haya tratado de echar tierra sobre el asunto porque tampoco es que haya habido por el momento muchas consecuencias ¿verdad? Un par de multas y listo.  Si queréis saber mi opinión sobre el asunto leed “El LIBOR y el EURIBOR están manipulados: ¿quién los desmanipulará?“.

Otro de los asuntos de actualidad de julio era la prima de riesgo. La prima de riesgo es un indicador de cómo nos ven “los mercados” y como tal debe ser tomado. En “Prima de riesgo y coste de la deuda” trato de explicar que la prima de riesgo se calcula en base a valores del mercado secundario, es decir, no afecta a los pagos comprometidos por el Estado sino a la rentabilidad que obtienen aquéllos que los posean en caso de que quieran venderlos. Tampoco afecta a la deuda ya emitida puesto que ésta ha fijado en el momento de la emisión los intereses a pagar. Sí afecta, sin embargo, a la deuda que se vaya a emitir: si la prima de riesgo sube, el interés en la siguiente subasta de deuda también tenderá a subir.

Otra entrada de julio es “Parece que China está frenando (pero por si acaso…)” donde analizo los datos económicos publicados por el gigante asiático, los cuales parecen indicar una cierta desaceleración de la economía. Pero los chinos tienen claro cuál es su papel en la economía mundial y, por si acaso vienen tiempos mejores, van a invertir mucho dinero y esfuerzo en la ampliación del aeropuerto internacional de Hong Kong, uno de los más grandes del mundo.  No vaya a ser que esto empiece a ir hacia arriba otra vez y les coja con el paso cambiado. Un país que sabe mirar al futuro.

Y cerré mis colaboraciones de julio con la indefinición que muestran para con el Sector Eléctrico todos y cada uno de los gobiernos que en España han sido desde la aprobación, en 1997, de la ley del sector eléctrico que abría las puertas a la liberalización de las actividades de generación y distibución de la electricidad en nuestro país. Podéis leer más en “Tres gobiernos después, seguimos a vueltas con la electricidad“.

Espero que os gusten.


Arranca Capitalibre

Desde hace un par de meses se está preparando desde Difoosion la publicación de un blog de temática económica, Capitalibre, en el que participaré más o menos con la misma frecuencia con la que escribía en Finanzas.Net (seguramente, si las circunstancias no lo impiden, con una frecuencia ligeramente mayor), con la ventaja de que lo haré en compañía de una buena colección de estupendos editores.

Y resulta que hoy es el primer día de vida de Capitalibre, así que ya sabéis: leed, comentad, valorad, compartid…